Grupo Alwadi-ira
Header

La Plataforma No a la Incineración de Residuos en Los Alcores se opone a la Autorización Ambiental Integrada (AAI) concedida por la Junta de Andalucía el 16 de septiembre de 2014, para que Cementos Portland Valderrivas incinere o “valorice” hasta 292.000 toneladas de residuos anuales (lo que supone hasta máximo de 800 toneladas diarias o 33 toneladas/hora) en su planta de Alcalá de Guadaíra.

La coincineración o “valorización energética” ocasionará graves consecuencias para la salud, el medioambiente, el empleo y la economía en la comarca de Los Alcores, así lo entiende la demanda presentada por Alwadi-ira-Ecologistas en Acción. Pero además, la autorización para llevarla a la práctica se ha logrado, incumpliéndose la normativa vigente a nivel europeo, nacional, autonómico y local en materia procedimental y medioambiental. Desde este convencimiento, Alwadi-ira interpuso un recurso contencioso-administrativo en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que pasamos a exponer resumidamente para hacer valer el derecho a la información de la ciudadanía y desenmascarar las falacias vertidas por la empresa a sus trabajadores y a la población afectada.

La AAI requiere por parte del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra la elaboración de dos informes:

– El primero es el Informe Municipal Medioambiental, preceptivo y no vinculante y recogido en el Art. 18, Ley 16/2002 de 1 de julio, de Prevención y Control Integrado de la Contaminación (LPCIC), que el gobierno municipal nunca realizó  por una mala interpretación de la normativa, a pesar de estar obligado por cercanía y competencias al estar más en contacto con los impactos medioambientales, en suministro de agua, tratamiento de aguas residuales, salubridad pública, protección civil, ruidos, vibraciones, olores, emplazamientos, atmosfera, contaminación…

La no elaboración de este informe incumple el art. 45 de la Constitución del Derecho al Medioambiente y el obligado compromiso activo de todos para garantizarlo. Además de varias normativas como son: el art. 25 de la Ley 7/1985 de Bases del Régimen Local (LBRL), el art. 18 de la LPCIC o el art. 20.2 del Decreto 5/2012 de 17 de enero.

– En el procedimiento se aporta por Portland Valderrivas, S.A., junto a la solicitud de nueva Autorización Ambiental Integrada (AAI), un Informe de Compatibilidad Urbanística (ICU), que tiene fecha de 15 de junio 2004. Dicho informe se emitió por tanto siete años antes de la presentación de dicha solicitud, con lo que, a juicio de esta parte, se infringen los artículos 15, en relación con el 12.1.b) y el 20.1 de la LPCIC. El ICU presentado por la empresa se emitió, por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, para la obtención de la AAI anterior, la concedida mediante resolución de la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente de fecha 5 de junio de 2006. Es decir, con una antigüedad de siete años en el momento de la solicitud y de doce años con respecto al momento actual. Huelga decir que en este tiempo se han sucedido cambios relevantes: la población alcalareña se incrementó en un 22% (de 61.062 habitantes a los actuales 74.845), también lo hizo el crecimiento urbanístico de la Bda. La Liebre a escasos 500 metros de la cementera, se edificó y abrió sus puertas el Centro Comercial Los Alcores frecuentado por miles de personas diariamente, el PGOU sufrió seis modificaciones puntuales del 2006 al 2011 y por último, la valorización energética carecía de una regulación en las Normativas Urbanísticas (NN.UU.).

Todo lo expuesto deja patente la obsolescencia del informe entregado y su nula funcionalidad, hasta el punto de considerar que debería tenerse por no presentado.

En el procedimiento de la AAI, la Dirección General de Prevención y Calidad Ambiental y Cambio Climático (el traslado de un caso de un órgano a otro superior titular de la competencia) sin que se diera ninguna de las causas que la justifican ya que, los efectos del proyecto de Portland Valderrivas no trascienden el ámbito provincial, autonómico o transfronterizo; tampoco existe un estudio ambiental del promotor que diga que el proceso para medir la incidencia ambiental sea complejo y afecte al medioambiente; ni un cuestionamiento de la autoridad ambiental al estudio de la cementera. Junto con el uso injustificado de la avocación está el que tampoco se informó al público, conculcando los derechos de participación respecto a la toma de decisiones de la administración, reconocidos en la Directiva 2010/75/UE. El público debe conocer quiénes son las autoridades competentes.

La tramitación administrativa de la aprobación de la AAI otorgada a la cementera de Alcalá de Guadaíra ha sido irregular y nula de pleno derecho al coincidir el órganosustantivo (que autoriza o aprueba los proyectos de impacto ambiental) con el ambiental(que evalúa el impacto ambiental de este) en la Dirección General de Prevención y Calidad Ambiental, lo que impide la discrepancia de juicios. Además tampoco se hizo público el Dictamen Ambiental en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, lo que impide conocer el resultado de la evaluación ambiental y, por tanto, la participación pública en el procedimiento aprobatorio de la AAI.

Por parte de Portland Valderrivas, S.A se han excluido elementos básicos del Estudio del Impacto Ambiental como es la cantera de extracción de la materia prima que debía haberse sometido junto al resto de instalaciones a la evaluación, vulnerando el art. 3.1 del Real Decreto Legislativo 1/2008 de 11 de enero y el art. 9 en relación con el 10.4 e) y Anejo 1 epígrafe 3.1 de la Ley 16/2002 de 1 de julio de LPCIC.

La empresa ha obviado el entorno natural de la fábrica, el estudio de especies protegidas y endemismos botánicos, los valores naturales, patrimoniales y arqueológicos protegidos de la zona en su informe de Evaluación de Impacto Ambiental, incumpliendo parcialmente el R.D.L  1/2008 de LEIA de proyectos, la Ley 21/2013 del 9 de diciembre de evaluación ambiental en su artículo 35.c y la Directiva 2010/75/U del Parlamento Europeo y del Consejo de 24 de noviembre de 2010, así como el art. 4 del Decreto 225/1999 y olvidándose del Programa Coordinado Para la Recuperación y Mejora del Río Guadaíra aprobado el 14 de marzo de 1996.

Tampoco se hace mención alguna al impacto del proyecto sobre el acuífero Sevilla-Carmona, MAS 05.47, actualmente sobreexplotado y en riesgo por extracciones, y cuando se refiere al acuífero someramente, lo hace con datos contradictorios sobre el consumo de agua. De esta forma se incumple la normativa de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, haciendo caso omiso a la advertencia de que deberá analizarse en origen del agua en la AAI.

Las zonas residenciales de la Bda. La Liebre, San Benito, San Rafael, Sta. Genoveva, el centro empresarial y comercial del Cerro Cabeza Hermosa y el casco urbano de Alcalá también han sido marginados del estudio de impacto ambiental, lo que contradice el RDL 1/2008 y el art. 191 del Tratado Fundacional de la UE de Precaución o Cautela.

De igual manera, tampoco se hace referencia alguna a estudios sobre el aumento de muerte por cáncer en municipios en un radio de 5-65km de fábricas de cemento, ni a algo tan directamente relacionado con la salud y el medioambiente como es la presencia de instalaciones altamente contaminantes como el tráfico de la A-92, la propia cementera, Siderúrgica Sevillana, BSN…, que impiden la sostenibilidad ambiental de más emisiones contaminantes en el aire, el agua y el suelo. En este sentido, el Plan de Mejora de Calidad del Aire de Sevilla y Área Metropolitana a través del Dictamen Ambiental del 20 de diciembre de 2013 exponía la necesidad de un Plan de Calidad del Aire en Alcalá para reducir la concentración de contaminantes haciéndola pasar de su catalogación como zona 1 a zona 3. Sin embargo, Portland Valderrivas no ha presentado ningún estudio sobre los efectos acumulativos y sinérgicos de todos estos focos contaminantes.

El Estudio de Dispersión de contaminantes atmosféricos para comprobar, entre otras cosas, la situación actual de la calidad del aire en el área afectada y el grado de cumplimiento de los valores límite regulados, es incompleto y se desarrolló de manera insuficiente al estudiar un sólo foco de emisión (el horno de clinker) cuando existen 14 más y llevarse a cabo únicamente durante un mes. Aún así, en el periodo estudiado la calidad del aire fue pésima ya que se superaron en nueve ocasiones el valor límite diario de la protección de la salud humana de partículas PM10 (50 microgramos/Nm3) cuando el número de superaciones permitidas anuales recogidas en el RD 107/2002 es de 35.  Si esas superaciones se repitieran todos los meses, se habría excedido en más de 3 veces el límite legal.

Las repercusiones de los agentes contaminantes en la salud también quedan excluidos del estudio obviando la relevancia en este asunto del II Plan Integral de Oncología de Andalucía 2007-2012.

Los efectos socio- económicos negativos en materia de pérdida de empleo directo e indirecto por el impacto de la contaminación y la ejecución de la valorización de residuos en la actividad agroalimentaria, comercio, construcción y turismo, así como de los empleos potenciales, también han sido excluidos del estudio.

Al igual que la enumeración expresa del tipo de residuos y su código de identificación en la lista europea y su cantidad, no acatándose a la ley 16/2002 del Reglamento de Emisiones Industriales.

En una empresa que abandera la valorización de residuos como fuente de energía es importante saber cuál es la capacidad de incineración máxima por hora, tanto en flujos de masa residual como en flujos energéticos para saber si el poder calorífico de los residuos es el adecuado, puesto que no contemplarlo lo único que garantiza es la destrucción térmica de estos. También es vital controlar las características de los residuos usados como combustible o materia prima y el lugar de incorporación de estos ya que, sólo es conveniente hacerlo en el quemador principal porque los que tengan restos orgánicos o metales volátiles no se descomponen, sino que quedan ligados al clinker a menor temperatura.

Pues bien, la demanda presentada por Alwadi-ira demuestra que en el proyecto de la cementera de Alcalá nada de esto se contempla e incluso, se permite la coincineración en precalentadores y el precalcinador que no consigue temperaturas tan altas como las exigidas según el Reglamento de Emisiones Industriales y el R.D. 815/2013. Como tampoco se incorpora documento alguno sobre la aplicación de mejoras técnicas disponibles imprescindibles para la concesión, la actualización o revisión de la AAI, incumpliendo así el art. 4.1.a de la Ley 16/2002.

En materia de residuos se contraviene la jerarquía en la gestión y tratamiento de residuos de la Directiva 2008/98/CE y la Ley 22/2011 de Residuos.

Los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) para la coincineración deben ser provenientes de plantas de tratamiento mecánico-biológico autorizadas para llevar a cabo su preparación y así asegurar el cumplimiento de la ley.  Al mismo tiempo deben tener un control sobre el PCI (Poder Calorífico Inferior) para comprobar que efectivamente son combustibles y no sólo residuos y de su calidad (emisiones, tamaño, reactividad, combustibilidad…) pero nada de esto se contempla en el estudio de la promotora del proyecto. Como tampoco se establecen Valores Límite de Emisión (VLE) para las sustancias cancerígenas, mutágenos y disruptores hormonales de la instalación como barceno, bifenil policlorados, ftalato de bis entre otros, similares a las dioxinas y furanos por su contaminación tóxica persistente, bioacumulable y de difícil degradación. Al margen del estudio quedan también los estudios epidemiológicos hechos en poblaciones que viven en el entorno de cementeras y constatan una mayor posibilidad de muerte por cáncer; los condicionantes a las emisiones contaminantes de los residuos a incinerar (cloro, cadmio, mercurio, azufre, fosfátos, …) vitales para mantener bajas las emisiones; y la especificación de las MTD usadas en la instalación para alcanzar los VLE de obligado cumplimiento según el art. 22 de la ley 16/2002 de 1 de julio de LPYCIC.

Es necesario apuntar que el Convenio de Estocolmo que entró en vigor el 26/08/2010, menciona los hornos rotatorios de cemento que coincineran como una fuente no intencionada potencial de emisiones de dioxinas y furanos y que la propia OMS se declara contraria a la incineración de residuos.

Para concluir, todas estas inobservancias, está la omisión de la obligación del suministro de información a la autoridad competente con carácter público por parte de la Consejería de Medioambiente y Ordenación del Territorio de la AAI que sólo exige a la empresa suministrar información de las emisiones de la instalación, lo que quebranta la Ley 16/2002 que además obliga a informar sobre el funcionamiento, seguimiento de la instalación de coincineración, la producción de residuos y la generación de envases y residuos de envases, así como informes según el Reglamento de Emisiones Industriales.

Tras todo lo expuesto, la Plataforma No a la Incineración de Residuos tiene el convencimiento de que, debido a las múltiples carencias y contradicciones con la legislación vigente que considera se han dado en la concesión de la AAI a la empresa Portland Valderrivas para la coincineración de residuos, este permiso será anulado en pro del bien común de la comarca de Los Alcores, ya que así lo ha avalado la jurisprudencia que ha dictaminado sentencias en este sentido.

reunion con equipo de gobierno a Alcala

 

REUNIÓN DE LA PLATAFORMA NO A LA INCINERACIÓN DE RESIDUOS EN LOS ALCORES CON EL EQUIPO DE GOBIERNO DE ALCALÁ DE GRA. SOBRE LA INCINERACIÓN DE RESIDUOS EN LA CEMENTERA.

 

 

El día 16 de octubre expira el plazo para ser aprobada con carácter definitivo la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana,que prohíbe la utilización de residuos como combustibles alternativos en instalaciones situadas a menos de dos kilómetros de las áreas urbanas y urbanizables, aprobada provisionalmente y con carácter de urgencia el pasado 21 de julio. Con este motivo y dada la creciente presión para desvirtuar el acuerdo democrático del consistorio, por parte de cementera y el comité de empresa, la Plataforma No  a la Incineracion de Residuos en Los Alcores fue convocada ayer, día 8 de septiembre, por miembros del equipo de gobierno de nuestro Ayuntamiento. Al encuentro también acudió un representante de la Coordinadora Andaluza Contra la Incineración de Residuos en Cementeras y miembro de la Plataforma Aire Limpio de Córdoba.

 

A la preocupación de la ciudadanía, se une la de los empresarios del Polígono Cabeza Hermosa y del Centro Comercial Los Alcores por la intención de la cementera de añadir la actividad complementaria de “valorización de residuos” y que, de seguir adelante, pondría en grave riesgo tanto el empleo como la continuidad de estas empresas por el alto índice de contaminación que se registraría en la zona y sus graves riesgos para la salud de todos los habitantes y visitantes de la comarca de Los Alcores. Otras actividades especialmente sensibles a la contaminación también se verían gravemente afectadas como son la agricultura, la ganadería y el turismo. A todo esto hay que añadir la pérdida injustificable, dada la actual coyuntura económica, de empleo potencial tanto por la huida de inversores, como del sector de reciclaje o la explotación cultural y natural de Bienes de Interés Cultural, como la zona arqueológica de Gandul o de las Riberas del Gra. declarada Monumento Natural de Andalucía.

 

Por mucho que los trabajadores y la empresa insistan, no vamos a ceder al chantaje y a los falsos argumentos de Portland Valderrivas que usa a los obreros como escudos humanos para defender sus intereses empresariales. La amenaza de la pérdida de empleo de 100 personas, no puede condenar a estas mismas, a una población de 75.000 habitantes y a toda la comarca de Los Alcores a poner en riesgo su salud, su calidad de vida y arrebatarles sus derechos constitucionales poniendo en peligro el medio ambiente y nuestros recursos naturales y económicos.

 

La Plataforma en este encuentro entregó un dossier a la alcaldesa con más de 350 páginas de documentación que desacreditan los argumentos de la empresa en todos los ámbitos, incluido el del empleo.

 

Es manifiesto que los puestos de trabajo que se están poniendo en cuestión no son losl del grueso de los trabajadores, sino los de una actividad complementaria que aún no está funcionando y que, de hacerlo, sólo ofrecería empleo a 25 personas por cada 100.000 toneladas  quemadas. Cabe destacar, que el número de personas empleadas se reduce a medida que aumenta la capacidad de incineeración de la planta.

 

Por si esto no fuera suficiente, hay antecedentes en otras empresas de Portland y, está acreditado documentalmente, que muestran una relación directa entre la puesta en marcha de la coincineración y el incremento de despidos en cementeras.

 

Pero es que además de que la “competitividad” de una empresa no puede ser razón alguna para condenar la calidad de vida de nadie como bien dice  el sindicato CC.OO en su “Guía Sindical para el Seguimiento y Prevención de Riesgos Derivados de la Coincineración en Cementeras” al afirmar que “No resulta aceptable (…), y considerando que el sindicato es contrario al cambio de dinero por salud, aceptar compensaciones económicas a cambio de hipotecar nuestra salud y la de nuestros vecinos”, existen otras formas de alcanzarla. Como reconoció el director de Cementos Cosmos, Jaime Santoalla, en mayo del 2015 al afirmar que el proyecto de valorización de residuos para la cementera “es un factor de competitividad pero no es el único”.

 

No es la oposición de la Plataforma y de los ciudadanos a la incineración la que puede provocar despidos de haberlos (algo que  ni la misma empresa asegura,) sino la ambición de Portland Valderrivas de mantener beneficios de èpocas doradas en momentos de crisis a costa del trabajo y la salud de sus empleados y habitantes de toda una comarca.

 

Los alcalareños siempre han sido solidarios con los trabajadores, especialmente los de la Barriada La Liebre aún a costa y riesgo de su propia salud. Nunca se ha despedido a uno sólo por las reivindicaciones ciudadanas. Es más, estas han contribuido a mejorar sus condiciones de trabajo. Los despidos siempre han venido provocados por políticas de la empresa o coyunturas económicas adversas.

 

Esta postura firme de la Plataforma hacia la aprobación definitiva de la modificación del PGOU, así como un calendario de acciones informativas que culminarán con el VII Encuentro Estatal de Plataformas Contra la Incineración de Residuos en Cementeras que se celebrará del 11 al 13 de noviembre en Alcalá de Guadaíra, cuentan con el respaldo y el apoyo del equipo de gobierno.

 

Alcalá de Guadaíra 9 de septiembre de 2016.

 

PREOCUPACION POR EL EMPLEO

septiembre 10th, 2016 | Posted by admin in Plataforma Anti-Incineracion - (0 Comments)

Preocupación por el empleo:

La puesta en marcha de la coincineración de residuos en la cementera hace peligrar el empleo en zonas próximas a la planta y en sectores especialmente sensibles a la contaminación de la comarca de los Alcores (agricultura, ganaderia y turismo).

“Profunda preocupación” en el centro comercial Los Alcores por el proyecto de la cementera de Alcalá – 20minutos.es

Alwadi-ira –Ecologistas en Acción- ha dirigido escritos a la Delegación Municipal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra y a la Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Sevilla donde argumenta su rechazo al proyecto del Ministerio de Defensa de cortar el eucaliptal (unos tres mil ejemplares) existente en el antiguo campamento de “Las Canteras” en Gandul en Alcalá de Guadaíra.
Alwadi-ira rechaza tala del eucaliptal
Desde Alwadi-ira se rechaza el proyecto que el Ministerio de Defensa quiere llevar a cabo en el espacio del antiguo campamento militar de “Las Canteras” y por el que la empresa adjudicataria ATF Forestal S.L realizaría la corta de los eucaliptos localizados en dicho terreno. Entre los argumentos esgrimidos por la asociación ecologista están los siguientes:

1. El eucaliptal existente en el antiguo campamento militar de “Las Canteras” constituye una de las masas arbóreas más importantes dentro del término municipal de Alcalá de Guadaíra. Su interés forestal es indudable como así se indica en el P.G.O.U vigente. El Plan General de Ordenación Urbana de 1994 (PGOU), hoy en vigor, lo cataloga con la calificación de suelo no urbanizable de interés forestal (SNU-IF). Se estima que serían unos tres mil ejemplares de eucaliptos aproximadamente los que se eliminarían generándose consecuencias muy negativas. Entre ellas apuntamos en primer lugar las que afectan a su contenido ecológico, especialmente faunístico:

 – Este eucaliptal, que cuenta con más de medio siglo, se ha convertido en un refugio para la fauna autóctona, así como de especies vegetales en peligro de extinción. Entre las consecuencias negativas estarían así las que afectarían de forma directa a la avifauna de este territorio. Entre las especies de aves afectadas por tener su hábitat en este espacio pueden enumerarse las siguientes: pitos reales (picus viridis), abejarucos (merops apiaster), oropéndolas (oriolus oriolus), carracas (coracias garrulus), abubillas (upupa epops), pico picapinos (dendrocopos major), estorninos (sturnus vulgaris), verderones (chloris chloris), cucos (cuculus canorus), mochuelos comunes (athene noctua) o lechuzas comunes (tyto alba), entre otras muchas.

– En lo que respecta a la fauna merece especial mención, por los pocos ejemplares existentes, el lagarto ocelado (timon lepidos). También puede encontrarse a la culebra bastarda (malpolon monspessulanus), la culebra de escalera (rhinechis scalaris), la lagartija ibérica (podarcis hispanicus), la salamanquesa común (tarentola mauritanica), el erizo común (erinaceus europaeus), o la jineta (genetta genetta) entre otras muchas.

2. El citado eucaliptal está enclavado en plena “Zona Arqueológica de Gandul”, espacio que alberga un riquísimo patrimonio cultural que comprende varias etapas históricas partiendo del Calcolítico. De llevarse a cabo la corta afectaría a toda esta zona y muy especialmente a los restos de la villa romana “Villa Emilia” que está en pleno eucaliptal, a corta distancia del centro penitenciario de mujeres. En concreto, la “Necrópolis Dolménica de Los Alcores” se declaró Monumento Histórico Artístico en 1931. En virtud de la disposición adicional 1ª de la Ley 16/1985 de Patrimonio Histórico Español, ello conlleva la declaración de dicho bien como Bien de Interés Cultural. Mediante resolución de 15 de octubre de 1991, de la Dirección General de Bienes Culturales, se acordó tener por incoado el expediente de declaración de la zona arqueológica, como bien de interés cultural, a favor del yacimiento arqueológico de Gandul, en los términos municipales de Alcalá de Guadaíra y Mairena del Alcor, incluyéndose en él el área completa del eucaliptal que se quiere cortar (BOJA nº 98, de 8 de noviembre de 1991). Dicho expediente obligaría a la redacción de un plan especial de protección del área, pendiente de elaborar. Éste sería un paso previo a cualquier actuación, incluida la propuesta de introducción de especies autóctonas.

3. Estos años atrás los Plenos Municipales de los Ayuntamientos de la comarca de Los Alcores (Alcalá de Guadaíra, Mairena del Alcor, El Viso del Alcor y Carmona) aprobaron trabajar en coordinación para la puesta en marcha del Parque Cultural Los Alcores, instando a la Junta y a la Diputación a desarrollar todos los trámites necesarios para ello. El pleno de la Diputación lo aprobó, también por unanimidad. Intervenciones como la eliminación del eucaliptal serían contrarias a los argumentos que sostienen esta iniciativa del Parque Cultural.

4. La tala de esta importante masa de eucaliptos también incidiría en todos los ciudadanos puesto que está totalmente en contra de las directrices que a nivel internacional se trazan para luchar contra el cambio climático. La destrucción de este eucaliptal es el polo opuesto de lo que se propugna desde todos los ámbitos: preservar los bosques y reforestar.

5. La protección del suelo y del paisaje son otros de los aspectos que se verán afectados por la actuación pretendida.

En base a todos estos argumentos, desde Alwadi.ira –Ecologistas en Acción- se ha solicitado que se deniegue la autorización para el mencionado proyecto e igualmente se requiere que se avance en los acuerdos ya adoptados en relación con la protección de Los Alcores con la figura de Zona Patrimonial.

Alcalá de Guadaíra, 2 de septiembre de 2016.

Sociedad Ecologista Alwadi-ira – Ecologistas en Acción. N.I.F.: G-41381013 Apartado de Correos 226. Teléfono: 722398525 E-mail: alwadi.ira@gmail.com. Web: www.alwadi-ira.es
La plataforma contra la incineración de residuos en Los Alcores respalda el acuerdo tomado, el pasado 21 de julio, por el pleno del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, relativo a la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana, al objeto de regular la utilización de residuos como combustibles alternativos en instalaciones situadas a menos de dos kilómetros de las áreas urbanas y urbanizables. Sin que suponga el mejor texto posible, y así lo manifestábamos en nuestras alegaciones, viene a reparar una importante laguna normativa, constituyendo un claro avance en materia de prevención de riesgos para la salud de las personas.
Por otra parte, miramos con preocupación la actitud de presión desarrollada por la cementera, que entendemos intenta variar la voluntad democrática manifestada en el pleno, basada en la más escrupulosa legalidad vigente. Recordamos que el acuerdo se ha visto precedido por una fuerte demanda ciudadana, concretada en más de 8000 firmas y en una de las más importantes manifestaciones desarrolladas en Alcalá de Guadaíra.
La cementera se olvida que el informe de compatibilidad urbanística que presentó el 28 de junio de 2011, junto con la solicitud de modificación de la Autorización Ambiental Integrada, es de 15 de junio de 2004. Contaba con siete años de antigüedad. El importante detalle, que se le ha pasado por alto, tanto a la empresa como a la autoridad administrativa, al conceder la AAI, entendemos, lo vendrá a reparar el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, invalidando, de acuerdo con la normativa vigente, todo el procedimiento. El argumento anterior es uno de los muchos que hemos planteado en la demanda y que vienen a demostrar las profundas deficiencias administrativas y técnicas, tanto en el proyecto presentado por Portland Valderrivas, S.A., cómo en la AAI concedida.
 
Rechazamos, como plataforma, hablar en exclusiva de “competitividad” sin que se tenga en cuenta, en primer lugar, a las personas, fundamentalmente a la población infantil, especialmente vulnerable al no tener maduro y totalmente desarrollado el sistema respiratorio. Es preciso recordar que la cementera ya dejó constancia de su escasa sensibilidad y desprecio para con la salud de los escolares del Colegio Ángeles Martín Mateo, los vecinos de la Barriada La Liebre, las demandas de los comerciantes del Centro Comercial Los Alcores e incluso la seguridad de sus propios trabajadores, al demorar la reparación de una avería que expulsaba cemento y que incluso llegó a negar a pesar de su evidencia, y a la que dieron cobertura y seguimiento los medios de comunicación.
El desalojo de los vecinos de Seseña debido al incendio del vertedero de neumáticos, es otro ejemplo más de la peligrosidad que entraña la quema de residuos por su alto poder contaminante. Esta peligrosidad se eleva exponencialmente cuando las emisiones cancerigenas son “invisibles” y la empresa que las ejecuta muestra públicamente una dejadez e indolencia manifiesta con las poblaciones y sectores a los que afecta su actividad.
También debemos tener presentes los intereses legítimos de otros empresarios y trabajadores, como pueden ser los del sector del reciclaje y los de la zona comercial de “Cabeza Hermosa” que pueden verse afectados.
Consideramos que el futuro de la cementera no puede estar ligado a la utilización o no de residuos como combustibles alternativos, en todo caso podrá estarlo a la oferta y a la demanda, más en un momento de bajada del precio de coque del petróleo.
Las pretensiones de Portland Valderrivas, S.A. de incinerar un máximo de 292.000 año de residuos, tres veces más que todas las cementeras andaluzas juntas, según los propios datos del sector, nos hace pensar que estamos ante la transformación de sus instalaciones en una incineradora de residuos.
Por otra parte, la utilización de residuos en la cementera no supondrá una menor emisión de CO2, como ha manifestado en su comunicado la empresa. A las emisiones de la propia empresa hay que sumarles las derivadas del transporte de residuos, almacenamiento, las derivadas de la extracción, procesado y transporte de nuevas materias primas, etc.

Alcalá de Guadaíra, 14 de agosto de 2016.

La plataforma ha presentado hoy los detalles de la demanda ante el TSJA y que suma más de 60 páginas que argumentan incumplimientos e irregularidades de la empresa y de la Junta de Andalucía, fundamentada en 21 fundamentos de derecho. 

La Plataforma contra la incineración de residuos en Los Alcores ha presentado, en rueda de prensa, la demanda interpuesta ante el TSJA por Alwadi-ira – Ecologistas en Acción contra la Autorización Ambiental Integrada (AAI) que autoriza a cementos Portland Valderrivas incinerar un máximo de 292 mil toneladas de residuos al año en sus instalaciones de Alcalá de Guadaíra.

 

Presentacion demanda

La demanda pone de manifiesto, en un documento de más de sesenta páginas, importantes incumplimientos de la empresa y de la administración en relación con la documentación necesaria para este tipo de proyectos y, por otra parte, las carencias de la Autorización Ambiental Integrada (AAI), al no considerar suficientemente determinados aspectos medioambientales y de seguridad para las personas.

Se destaca la ausencia del informe municipal preceptivo en materia de medio ambiente. La Ley 16/2002 de 1 de julio, de Prevención y Control Integrado de la Contaminación (LPCIC), obliga a los Ayuntamientos a emitir un informe municipal sobre “todos aquellos aspectos que sean de su competencia” en la tramitación de los procedimientos de AAI. También se omite el informe de compatibilidad urbanística actualizado y se presenta un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que no atiende debidamente los valores naturales, las zonas residenciales, el impacto económico negativo, los efectos de agentes contaminantes generados por la industria cercana o el tráfico de la A-92 y sus efectos acumulativos y sinérgicos sobre la salud, entre otros muchos extremos.

La demanda estima, como una irregularidad, la coincidencia entre el órgano ambiental, que es el encargado de aprobar y publicar en el Boletín de la Junta de Andalucía (BOJA), la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), y órgano sustantivo, que es el responsable de incorporar las variables ambientales en la resolución final y es el que decide si se aprueba o no. Esta coincidencia ha sido categóricamente rechazada por la STS 3597/2015. Consecuentemente, cabría pensar que ya se tenía escrito el texto de la AAI y se limitaron a transcribirlo en el Dictamen Ambiental.

También se cuestiona la legalidad del acuerdo de avocación dictado por resolución de la Dirección General de Prevención y Calidad Ambiental y Cambio Climático casi un año y medio más tarde de la presentación de la solicitud por Portland Valderrivas en la Delegación Provincial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Alwadi.ira – Ecologistas en Acción entiende que, como indica el artículo 5.3 del D. 5/2012, dicho acuerdo tiene que fundamentarse en “…una especial incidencia ambiental, su magnitud o que sus posibles afecciones puedan trascender del ámbito provincial, del ámbito de la comunidad o transfronterizos…”. Sin embargo, no existe justificación en el expediente de que el proyecto tenga esos efectos. Igualmente se denuncia la falta de comunicación de dicho acuerdo en su momento procesal. En Alwadi.ira – Ecologistas en Acción, lo hemos conocido con la entrega del expediente para la sustentación de la demanda.

Se denuncia el incumplimiento de Ley y el Reglamento de Emisiones Industriales en cuanto a cantidades de residuos autorizadas a coincineración. Es decir, la AAI debe especificar qué residuos autoriza a tratar identificados por su código LER y sus cantidades y no lo hace. Dejando claro, que establecer una cantidad máxima de cada residuo que se autoriza incinerar nada tiene que ver con la cantidad que el promotor incinere en cada momento. Por otra parte, también se incumple la normativa, ya que no se determina el poder calorífico de los residuos admitidos a coincineración, ni el grado de sustitución energética a conseguir.

Otros de los fundamentos centrales de la demanda se basa en la no aplicación de las mejores técnicas disponibles (MTD), según lo establecido en el artículo 4.1.a) de la Ley 16/2002. La demanda sustenta dicha afirmación en tres hechos:

  1. a) Inexistencia de un estudio de la posibilidad y viabilidad de la construcción de una planta de cogeneración o planta combinada de generación de calor y electricidad en la fábrica.
  1. b) Control de las características de los residuos utilizados como combustibles o como materia prima.
  1. c) Lugar de incorporación de los residuos al horno. La combustión de los residuos en el precalcinador y en los precalentadores tiene una menor garantía de cumplimiento de las condiciones óptimas de incineración.

La Autorización Ambiental Integrada (AAI) presenta otras deficiencias: a) Debería incluir condicionantes a la coincineración de las fracciones de rechazo de los residuos sólidos urbanos RAU, para asegurar el cumplimiento del principio de jerarquía en el tratamiento de los residuos y los objetivos de recuperación y reciclaje establecidos en la normativa vigente. b) Debería establecer Valores Límite de Emisión para las sustancias cancerígenas, mutágenas o disruptores hormonales emitidas por la instalación industrial: Benceno, Bifenil policlorados (PCB), Hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), Ftalato de bis (2-etilhexilo) DEHP. En la AAI de 16 de septiembre de 2014 no aparecen los VLE de ninguna de las sustancias anteriormente enumeradas.  c) No se impone ningún condicionante en el contenido de determinados contaminantes (cloro, halógenos, PCB, PCP, metales pesados, etc.) a los residuos que autoriza a coincinerar. d) No se especifican las MTD utilizadas en la instalación en el contenido de la AAI. e) Los VLE no tienen como referencia en general los NEA-MTD establecidos en la Decisión de Ejecución de la Comisión Europea 2013/163/UE por la que se aprueban las conclusiones sobre las MTD para la fabricación de cemento. En algunos parámetros sí que la tienen (partículas, óxidos de nitrógeno y óxido de azufre), pero condicionándolo a que se coincineren residuos. f) La obligación de suministro de información a la autoridad competente según la normativa vigente es más amplia que la establecida por la administración.

Por otra parte, en la rueda de prensa, se ha informado de la decisión de organizar el VII Encuentro Estatal de Plataformas contra la incineración de residuos en cementeras, acontecimiento de primer orden que vendrá a poner en evidencia la falta de políticas consecuentes en relación con la prevención, la reutilización y el reciclaje, verdadero trasfondo de la derivación de los residuos a su incineración. El Encuentro tendrá lugar en Alcalá de Guadaíra los días 11,12 y 13 de noviembre.

 

Alcalá de Guadaíra, 12 de julio de 2016

Plataforma contra la Incineración de Residuos en Los Alcores

Correo: noincineracionbasuralosalcores@gmail.com

Blog:      http://noincineracionbasuralosalcores.blogspot.com.es/

Facebook: https://www.facebook.com/noincineracionbasuralosalcores/

La Plataforma Contra la Incineración de Residuos en Los Alcores presentará, el próximo 12 de julio, a las 11:00 h, en la puerta del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, la demanda interpuesta por Alwadi-ira – Ecologistas en Acción a la autorización ambiental integrada (aai), que permite a la cementera Portland Valderrivas incinerar un máximo de 292.000 toneladas de residuos al año en sus instalaciones.

La demanda pone de manifiesto, en un documento de más de sesenta páginas, importantes incumplimientos de la empresa y la administración en relación con la documentación necesaria para este tipo de proyectos y, por otra parte, las carencias de la Autorización Ambiental Integrada (AAI), al no considerar suficientemente determinados aspectos medioambientales y de seguridad para las personas.

Así mismo, informaremos de la decisión de organizar el VII Encuentro Estatal de Plataformas contra la incineración de residuos en cementeras, acontecimiento de primer orden que vendrá a poner en evidencia la falta de políticas consecuentes en relación con la prevención, la reutilización y el reciclaje, verdadero trasfondo de la derivación de los residuos a su incineración. El Encuentro tendrá lugar en Alcalá de Guadaíra los días 11,12 y 13 de noviembre.

Para una mayor información puedes ponerte en contacto con la Plataforma en el siguiente correo electrónico: noincineracionbasuralosalcores@gmail.com o en el teléfono: 625417109.

8 de Julio 2016

Plataforma contra la Incineración de Residuos en Los Alcores

Correo: noincineracionbasuralosalcores@gmail.com

Blog:      http://noincineracionbasuralosalcores.blogspot.com.es/

Facebook: https://www.facebook.com/noincineracionbasuralosalcores/

 

RUEDA DE PRENSA: Demanda contra la Autorización Ambiental Integrada

BONO SOLIDARIO

julio 8th, 2016 | Posted by admin in Plataforma Anti-Incineracion - (0 Comments)

Los días 11, 12 y 13 de Noviembre celebrarémos en Alcalá de Guadaira el VII Encuentro Estatal de Plataformas contra la Incineración de Residuos en Cementeras.

Para ayudar a financiar este importante encuentro nacional en nuestro pueblo hemos creado un Bono Solidario. Cada bono cuesta 5 Euros y tres de los bonos serán premiados con dos libros:

-El Patrimonio de los Alcores: Una propuesta de parque cultural.

-Guía de campo de las orquídeas silvestres de Alcalá de Guadaíra.

Se pueden reservar bonos mandando un correo a esta dirección:

noincineracionbasuralosalcores@gmail.com

Gracias!

 

Bono_Social_Ejemplob

Entrega de Reconocimientos

junio 28th, 2016 | Posted by admin in Convivencia - (0 Comments)

El viernes pasado en nuestra última convivencia del grupo antes del verano entregamos como todos los años los reconocimientos a personas y entidades o grupos cuya actividad ha destacado por su defensa del Medio Ambiente o el Patrimonio.

Este año se los hemos entregado a Paco Cordero por su colaboración desinteresada desde hace varios años, con la Plataforma Salvemos el Guadaíra, en la ruta nocturna “el cielo de Alcalá”…

Y como colectivo a la AVV “Las dos Vereas de la Soledad” de la barriada la Liebre, por su actividad independiente en contra de la contaminación provocada por la empresa Portland Valderrivas.

Desde el grupo Alwadi-ira agradecemos a Paco Cordero su trabajo continuo para ampliar nuestros conocimientos sobre nuestros cielo y a la Asociación de Vecinos Las Dos Vereas de la Soledad por su compromiso y lucha continua.

13490696_1073732729341391_8872755766464068317_o13559173_1073732732674724_3769637363560262478_o

Convivencia de Final de Curso

junio 22nd, 2016 | Posted by admin in Convivencia - (0 Comments)

Estimados socios/as:

Nos dirigimos a vosotros/as para comunicaros nuevamente que la Convivencia de final de curso la celebraremos el 24 de junio próximo, en nuestra sede a partir de las 21,30 h.

Recordaros que en esta convivencia tradicionalmente nuestro grupo entrega unos reconocimientos a una persona y a una entidad o grupo cuya actividad ha destacado por su defensa del Medio Ambiente o el Patrimonio.

Este año hemos decidido otorgárselo a Paco Cordero por su colaboración desinteresada desde hace varios años, con la Plataforma Salvemos el Guadaíra, en la ruta nocturna “el cielo de Alcalá”…

Y como colectivo hemos elegido a la AVV “Las dos Vereas de la Soledad” de la barriada la Liebre, por su actividad independiente en contra de la contaminación provocada por la empresa Portland Valderrivas

Como es habitual, el grupo aporta las bebidas y los socios/as las tapas o postres.

Desde la Junta Directiva os animamos a participar. Todas y todos somos importantes en los actos reivindicativos, pero también en los actos de convivencia. Es la última toma de contacto que tendremos hasta después del verano, por lo que es muy importante para la Junta Directiva contar con vuestro apoyo y opiniones.

Os esperamos, hasta entonces recibid un cordial saludo.

Junta Directiva